--- Próximo Encuentro con: Ana S. Díaz de Collantes 26 de Febrero ---

Josefa Sánchez Sousa

clip_image002[5]
TIERRA Y LUZ
Y llegó el día que en el firmamento Dios prendió la gran luminaria que extendió sus rayos sobre la Tierra y el Sol. La vio ¡tan hermosa y dorada! que de esa conjunción de belleza, engendraron la hierba y el trigo verdeó para mi sustento y las flores se colorearon para mi delicia.
Hija de la tierra soy, en la tierra vivo, río y lloro.
Ella como buena madre, me dará el abrazo eterno y yo, ¡seré tierra!
La paloma volará, se posará en mi estrella donde Dios recoge por días sin término.

clip_image002[7]
ORIGEN TERRÁQUEO
El átomo térreo fue un soplo divino que giró y giró en un caos de estruendos y abismos, hasta que Dios prendió una luminaria, y su rayo lunar aun riela sobre las aguas, anunciando la hermosa amanecida de un día sereno, de días de paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada